La Génesis del Engagement

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Sin categoría
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

Bajo el rol del líder hay una persona que todo un equipo desea conocer del cual se logra a través de la escucha activa entre el colaborador y líder o viceversa, las situaciones serán variadas pero el único fin es comprometerse unos a otros brindando un soporte emotivo para crear mayor alianza y generar complicidad.

Por: Mayra Loayza Valer - Trainee HCR

El proceso de buscar y conseguir trabajo es una misión muy amplia y compleja por la cual todos lo pasamos, quizá para unos con mejores resultados que otros, generando estrés y tensión para llegar a ese objetivo, y ¿Qué nos encontramos?, pues se topa con varias circunstancias, tales como no encontrar un puesto, la ocupación del puesto a postular, por otro lado, al recibir una respuesta positiva referente a la convocatoria del puesto deseado, el siguiente paso vendría a ser la entrevista laboral, donde los encargados en su mayoría no encuentran un punto crucial en el proceso haciendo que los entrevistados rechazan la oportunidad o trabajen por obligación. Por lo tanto, el gran problema no solo es para quien está en busca de empleo, sino para la empresa que va perdiendo grandes talentos y potenciales. Si bien es cierto, al momento de la entrevista, el futuro “colaborador” se encuentra nervioso por la manera en la  responderá  las preguntas, si está presentable, si hay mejores que él, si será una de las tantas empresas que le dirá “NO”, etc. (GESTIÓN, 2019)

Es ahí donde los responsables de las entrevistas laborales, que en su mayoría son del área de Recursos Humanos, deben generar una gran impresión que hable muy bien de la empresa a que la pertenecen, crucialmente siendo los primeros segundos de esta actividad, donde se asienta las bases de un juicio de valor determinando las direcciones de las valoraciones posteriores. (Erb, 2002)

            Al momento que se da la entrevista, no solo el entrevistado debe estar preparado, si no también los responsables con el fin de que la actividad sea flexible y facilite la relación confianza y seguridad, lo pertinente sería  formar un dinamismo en conjunto y así conocer más de la persona convocada con el fin de atraerlos a la organización y a la estructura de trabajo. Después de todo ello, ¿El futuro colaborador estará totalmente satisfecho al conseguir el puesto laboral? ¿sentirá emociones positivas al ingresar a esta organización? (HRider, 2016)

 

Por tanto, los puntos claves a seguir con un buen colaborador para lograr el vínculo de compromiso con la empresa, plantean lo siguiente:

Generar una buena impresión: La constancia es un buen punto de partida para el proceso de selección, ingreso, permanencia y salida del colaborador de la empresa, si se realiza este punto, el colaborador nunca dudará de sus potencialidades que puede ofrecer a su organización.

Cultura organizacional: Este punto juega un papel importante ya que vincula al colaborador para el logro de objetivos, por ello, se debe crear un equipo fuerte y comprometido lleno de valores y acciones, generando que el mismo ambiente flote e inspire, para que el colaborador realice su trabajo por pasión y no por obligación, y la interacción no se dé de momento sino continuamente.

Tu equipo importa: Conocer a tus colaboradores desde sus debilidades hasta sus fortalezas respetando su ritmo laboral y dar relevancia en lo importante que son ellos dentro de la organización, punto enriquecedor en este tema es el compartir conocimiento partiendo desde el jefe y culminando hasta el último colaborador, no olvidemos que no hay límite para el aprendizaje y si tenemos algo que enseñar y/o aprender, pues hagámoslo.

            ¡Reconoce!: Dar una respuesta positiva que alegra el día es satisfactorio para un colaborador, ya que reconocen el esfuerzo que brindan a la organización, y actúa como reforzador positivo al plantear dicho reconocimiento de manera grupal, ya que genera un gran impacto significativo de cómo un gran trabajo es recompensado, además que al ser de forma pública, el equipo percibe que sus supervisores se preocupan por ellos generando mayor fidelidad y compromiso en la organización.

Feedback: Debe darse de forma permanente desde las actividades semanales a realizar hasta las encuestas laborales de satisfacción y productividad laboral, con el fin de mejorar atención y aumentar beneficios, reflejado que cuanto más conozcas a tu equipo mejor podrás trabajar con ellos.

Quítate el traje: Bajo el rol del líder hay una persona que todo un equipo desea conocer del cual se logra a través de la escucha activa entre el colaborador y líder o viceversa, las situaciones serán variadas pero el único fin es comprometerse unos a otros brindando un soporte emotivo para crear mayor alianza y generar complicidad.

En conclusión, un proceso laboral determina la buena impresión que se genera de inicio a final, esto partiendo desde el momento a entrevistar a los futuros colaboradores, seguidamente su permanencia en la empresa y la despedida; no olvidar que el personal dentro de una organización eligió estar ahí con un fin y un propósito del cual el compromiso de la empresa encaminará el punto de partida y el punto final de su éxito; y esto mediante la gestión de personas.

 

Referencias Bibliográficas:

 

Erb, HP (2002). Cuando la experiencia fracasa: efectos de contraste y asimilación en la persuasión. Revista británica de psicología social , 41 (4), 495-519.

HRider. (2016). ¿Qué busca tu Empleado en ti?

GESTIÓN. (2019). Entrevista de trabajo: la importancia de la primera impresión.

 

Deja una respuesta